La pintura Estrella Azul realizada por Joan Miró en 1927, se ha subastando por 29 millones de euros en Sotheby´s. Una cifra récord para el artista que sin embargo, cuando este mismo óleo salió a la venta por primera vez en 2007, batió otro récord al ser vendida por casi 12 millones de euros. Una pieza que ahora ha triplicado su valor lo que muy probablemente se deba a la importancia que el propio Miró siempre le otorgó, afirmando que este trabajo suponía un punto de inflexión fundamental en su carrera. A esto se suma el hecho de que la obra, de una espectacular serenidad, belleza poética y colores hipnóticos, se considera además una influencia fundamental en el imaginario y la estética de autores posteriores como Rothko o Yves Klein.

Imagen: Joan Miró. Estrella Azul, detalle, 1927.