Coreógrafa, performer, escritora y, sobre todo, una de las artistas más influyentes de su generación, Carolee Schneemann (USA, 1939) también es pintora y es esta faceta de su obra la que centra la gran retrospectiva de su trabajo en Salzburgo, Austria. La exposición empieza con sus primeros trabajos de los 50, esencialmente paisajes y retratos, pero muy rápidamente el movimiento entra en sus pinturas a través de la utilización de fotografías como base para las pinturas y de la inclusión de objetos. Muchas de las obras de esta época nunca se habían expuesto anteriormente. Gran parte de la obra de Schneemann se centra en el cuerpo de la mujer, tanto en su contexto social como histórico, explorando el erotismo y el placer sexual desde una perspectiva femenina.

Entre las obras más importantes de toda su carrera se muestran el film Fuses (1965), en el que la artista manipula la cinta con pintura, fuego, ácido, también se muestra la mítica performance Interior Scroll (1975). Su actitud de contestación crítica a la pintura de los expresionistas abstractos queda patente en la performance Up to and Including her Limits (1973-1977), en la que utiliza imágenes de su propio cuerpo. Esta exposición rescata piezas de sus primeras épocas y también muestra obra reciente, con una amplitud y profundidad poco habitual y remarcando la importancia de una artista que posiblemente, es conocida más superficialmente por algunos de sus trabajos performaticos. Esta exposición muestra una genealogía de formas y una evolución a través de los años tanto de su pensamiento como de la formalización de sus ideas que sitúa a Schneemann como una de las grandes figuras del arte contemporáneo.

(Museum der Moderen, Salzburgo, Austria. Desde el 21 de noviembre del 2015 hasta el 28 de febrero de 2016)

Carolee Schneemann

Carolee Schneemann