La artista valenciana Carmen Calvo acaba de inaugurar en Madrid una exposición con obras realizadas desde 2004 hasta la actualidad. Un conjunto de trabajos nunca vistos en esta ciudad con los que continúa con su habitual línea de trabajo en la que predominan las fotografías intervenidas y collages en los que vierte su particular mirada sobre la llamada España profunda de los años 40 y, en especial, sobre sus mujeres a las que borra y estropea sus rostros con cuerdas, clavos, pintura… generando una metáfora claramente perceptible para el que contempla sus bellos trabajos. Una exposición que permanecerá en la Galería Rayuela hasta el 2 de julio y que nos recuerda, tal y como rezan algunos de sus obras, que “La poesía está en otro sitio”.