La Fundación Suñol presenta la segunda fase de Camins encontrats, la exposición que se presenta en dos partes y que abordan el trabajo de dos artistas de la Colección Suñol, Joan Rabascall y Antoni Miralda. Las muestras giran en torno a dos obras de cada autor, una que pertenece a la ya citada colección y otra de creación reciente, además se complemente con fotografías, material de archivo y vídeos que contextualizan las obras. La primera tuvo lugar desde octubre de 2016 hasta marzo y acogió las piezas Franco hace deporte (1975) y Del Big Bang al Big Brother (2012). El objetivo de esta exposición es confrontar y comparar dos situaciones distintas a través de cada obra para de este modo dar visibilidad a las relaciones generadas entre las piezas, el autor, el coleccionista y el público. Ahora, la Fundación Suñol ha inaugurado Camins encontrats II. Miralda Obras 1977 y 2015, con dos obras de Antoni Miralda que fueron realizadas con 38 años de diferencia, y que podrá verse hasta el 2 de septiembre.

En las dos obras comparadas de Miralda se reconocen dos aspectos fundamentales en la creatividad del artista: el acercamiento radical a la producción colectiva propio de Fest für Leda, trabajo presentado en 1977 en la documenta 6 de Kassel; y el análisis antropológico de los procesos de ritualización bajo el marco del FoodCulturaMuseum, de este último se podrá ver la pieza 46 ossos.

(Camins encontrats II. Miralda Obras 1977 y 2015 en Fundación Suñol, Barcelona. Desde el 18 de mayo hasta el 2 de septiembre de 2017)