Josep Ramoneda, director del CCCB desde su creación en 1994, no será renovado en su cargo una vez finalice su contrato a finales de diciembre. Esta decisión la ha anunciado Salvador Esteve, presidente de la Diputación de Barcelona, una noticia que se esperaba dados los cambios políticos recientemente acontencidos. De hecho hace unos días informábamos de que varias asociaciones habían enviado cartas a distintos responsables políticos catalanes para pedir que se mantuvieran los estándares de buenas prácticas acordados para museos y centro de arte en España. Sin embargo Esteve podría designar un nuevo director sin convocar concurso alguno, lo que sin duda generaría nuevas críticas y debates. Por otro lado, también ha dimitido al completo (y como sucedía la semana pasada con el Consejo del CoNCA) el jurado de los Premis Nacionals de Cultura 2012. Otra dimisión en grupo para protestar por los recortes en cultura. Un mes de noviembre convulso para el sector artístico-cultural catalán.