Después del fiasco de los RAC, de la entrega de unos premios cuanto menos fallidos, de la dimisión de su presidente Miguel Cereceda y del movimiento interno consecuente, el IAC (Instituto de Arte Contemporáneo) renueva su mesa directiva. Isabel Durán es la nueva presidenta, Concha Jerez la vicepresidenta, secretario Gregorio Díaz Ereño, tesorero Vicente Matallana; y Lidia Benavides, Ricardo Calero, Pilar Sierra, Ramón Caravaca, Jorge Díez, Rosina Gómez-Baeza y Marina Nuñez son vocales. Una mayoría de mujeres que puede presagiar una etapa más constructiva. Mucho trabajo tiene por delante el nuevo equipo si quiere convertirse en lo que en sus orígenes se esperaba del IAC y convertirse realmente en el representante de todo el sector artístico, hoy fraccionado y fragmentado, poco o nada movilizado y disperso.