El Centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) propone para el jueves 19 de enero, a partir de las 19 horas, una cita ineludible con el arte contemporáneo: dos exposiciones nuevas y los resultados de la primera fase de Acupuntura. La arquitectura del CA2M en transición, llevada a cabo por Andrés Jaque/Office for Political Innovation. Cabello/Carceller y Oriol Vilanova son los protagonistas de estas inauguraciones, cuyas exposiciones podrán verse hasta el mes de mayo. Borrador para una exposición sin título (cap. II) es el nombre de la muestra que han preparado Cabello/Carceller, que está comisariada por Manuel Segade –director del centro– y que supone la primera retrospectiva de las artistas. Desde principios de los 90, Helena Cabello y Ana Carceller decidieron formar este colectivo para desarrollar un proyecto artístico común que se centrara en una crítica de la cultura visual dominante. Con el paso del tiempo, su trabajo se ha convertido en uno de los más sólidos y recurrentes en torno a las representaciones de género en España utilizando como la teoría feminista, queer y decolonial como herramientas para cuestionar el modelo neoliberal de producción social. Así pues, con sus obras ofrecen alternativas a los convencionalismos y utilizan para ello tanto la incorporación de actores y agentes externos como la colaboración propia de las artistas. Cabello/Carceller se sirven de vídeo, fotografía y performance para revelar las divergencias surgidas frente a los valores establecidos.

Por otro lado, el CA2M busca visibilizar la parte más desconocida de sus fondos, la colección de obra gráfica con obras firmadas por grandes referentes dentro del arte contemporáneo y que es la más numerosa que posee después de la fotográfica. Para ello, y con pretensión de abordar dicha colección de manera diferente, el CA2M ha invitado a Oriol Vilanova para intervenir en parte de la obra gráfica que contienen los fondos y que ha dado como resultado la exposición Colección XV. Oriol Vilanova, comisariada por Víctor de las Heras. Así pues, el artista catalán ha producido dos intervenciones que reflexionan sobre el concepto del museo, la colección y las formas de exponer. La primera (A medida) se trata de un armario en el que se ha aglomerado toda la obra gráfica del centro en el menor espacio posible; la segunda intervención (Sin distinción) rompe con la anterior y recopila vitrinas vacías de distintos museos de Madrid que, por ausencia de obra, hablan de sí mismos. Esta muestra supone una manera de aunar la visibilidad de la colección del CA2M con la de continuar el desarrollo del trabajo de Vilanova, que ha basado su estrategia en la reflexión sobre el coleccionismo, su orden y la forma de exponerlo.

Por último, los espectadores podrán ser testigos de la finalización de la primera fase de Acupuntura realizada al edificio del centro mostoleño. Los encargados de esta intervención han sido Dora García con la colaboración de Olga Subirós y Sergio Prego con High-Rise que, con esta estructura hinchable de grandes dimensiones, explora las capacidades del nuevo espacio central del museo.

(Borrador para una exposición sin título (cap. II). Cabello/Carceller en el CA2M, Móstoles, Madrid. Desde el 20 de enero hasta el 7 de mayo)

(Colección XV. Oriol Vilanova en el CA2M, Móstoles, Madrid. Desde el 20 de enero hasta el 28 de mayo)