El fotógrafo ucraniano Boris Mikhailov ha sido galardonado en la VIII edición de los premios Spectrum de fotografía que contempla la concesión de 15.000 euros y una exposición monográfica en el Sprengel Museum que tendrá lugar en 2013. Mikhailov, de 73 años, se dedicaba a la ingeniería hasta que la KGB encontró unas fotografías que realizó a su mujer desnuda y le despidieron. Decidió entonces que el motivo de su ruina debía ser su nueva ocupación y se convirtió en testigo directo de la vida bajo el orden soviético tal y como demuestra, por ejemplo, su serie Roja donde recoge imágenes de los eslóganes y pancarta del régimen. Aunque desde mediados de los 90 vive en Berlín, sus viajes a su ciudad de origen han sido constantes y ha captado la vida y las gentes tanto de Alemania como de Ucrania. De hecho una exposición que acogerá desde el 24 de febrero la Berlinische Gallery exhibirá las series realizadas en Alemania desde 2004. El principal interés de la fotografía de Mikhailov reside en el modo en que aisla al individuo en contextos marcados por la ideología, con una dureza y un realismo que a menudo sorprenden al espectador.