El teórico y comisario del próximo pabellón ruso de la Bienal de Venecia, Boris Groys, acaba de elegir al artista que representará a su país en la edición de 2013. Se ha decantado por Vadim Zakharov, que ya participó en Venencia en 2001, en activo desde los 80 y con una obra centrada en lo performativo donde las acciones y las instalaciones son las protagonistas. Zakharov pertenece al grupo que el propio Groys dio en llamar los conceptuales románticos moscovitas, un conjunto de creadores con estrategias similares que se acostumbraron a trabajar al margen de la instución, entre amigos, y al que Groys considera un elegido por haber sido capaz de mantener y proteger su autonomía creativa que cree que encajará a la perfección con el pabellón y que representará claramente la fuerza y el futuro del arte ruso.