El artista mallorquín Bernardí Roig está realizando estos días, hasta el 24 de abril y de 12 a 20 horas, un cásting para reclutar imágenes de 1.700 voluntarios. En las sesiones se realizará una foto del rostro de aquellos que se presenten y, todas las imágenes que se reúnan, serán el eje central de su próxima exposición individual en julio, en el recinto de Sa Llotja. Los participantes deberán ser mayores de edad, llevar el pelo recogido y no tener pendientes o prendas que cubran el cuello. Los elegidos recibirán una serigrafía original de firmada por el artista.