Los gustos del público parece que no necesariamente coinciden con las programaciones más intelectuales de los museos de arte contemporáneos, y, así, vemos como cada vez que un clásico como Dalí o Picasso, o aún más atrás casi cualquier artista (Renoir, impresionistas, Renacimiento, etc.) baten records de público. Pero no es sólo el arte menos actual, porque la vanguardia de la moda, por ejemplo, sí que atrae al público. En el Victoria & Albert Museum de Londres el record lo ha batido con 480.000 entradas vendidas la muestra Belleza Salvaje del fallecido Alexander McQueen (se suicidó a los 40 años en 2010), en cinco meses de exposición. Este museo de artes decorativas y aplicadas no suele tener estas audiencias, y esta muestra está resultando un auténtico éxito que ha superado la del mediático David Bowie, que tuvo 168.000 visitas. La muestra era todo un espectáculo, mostrando las 240 piezas más extravagantes del modista, todo un genio del diseño y de la moda, formó parte del grupo Young British Artists, y fue director de artística de Givenchy desde 1996 hasta que creo su propia línea al cobijo de Gucci. Y es que el arte actual tiene muchas facetas, como se demuestra en el montaje de esta exposición que cuenta con videos y hasta con un holograma en una escenografía esplendida. ( Belleza Salvaje, Victoria & Albert Museum, Londres. Del 14 de marzo al 2 de agosto de 2015).

Imagen: Paul Vicente -AFP –. Alexander McQueen RTW AW , 1998 – Getty Images.