El programa expositivo de la Fundació Joan Miró se inicia este mes, en concreto el día 16 de febrero, con la exposición colectiva Autogestión, comisariada por Antonio Ortega, y que podrá verse en el centro hasta el 21 de mayo. La muestra se trata de una genealogía de artistas que desde la década de los sesenta hasta la actualidad han realizado estrategias para recuperar la autoridad sobre su propio relato, que tomaron el control de su producción y a la vez se pretende que el espectador comprenda el arte reciente y constate las vigencias de las dinámicas desarrolladas por los creadores. Esther Ferrer, Joan Hernández-Pijuan, Michelangelo Pistoletto, Sílvia Gubern, Cesare Pietroiusti, Jiri Kovanda, Henk Peeters o François Curlet son algunos de los treinta artistas que reunirá la exposición.

La continuidad de las posiciones cercanas a la idea de autogestión podría explicarse actualmente por condiciones contextuales como el abaratamiento de los costes de producción o la crisis institucional. La autogestión está vinculada también a una voluntad ideológica caracterizada por la inclusividad, la modestia en las producciones y la determinación de los artistas de no ceder la explicación de su obra a una interpretación externa y reclamar la gestión de lo que, probablemente, es su único capital: el deseo de gobernar su propia emisión.

(Autogestión, en Fundació Joan Miró, Barcelona. Desde el 16 de febrero al 21 de mayo de 2017)