Durante el año 2012 son varios los museos y centros de arte que, a pesar de los drásticos recortes presupuestarios, han conseguido salir adelante y, además, aumentar el número de visitantes que reciben al año. El MACBA, que tuvo que despedir a gran parte de su plantilla ante la falta de medios, ha alcanzado la cifra de 710.435 espectadores lo que supone casi un 3% más que el año anterior. El Es Baluard es otro buen ejemplo: en 2012 han recorrido sus salas 396.489, es decir, 61.983 visitas más que en 2011 y una de las mejores cifras de la historia del centro. Datos esperanzadores, el del interés del público por la cultura y el arte contemporáneo, ante un futuro negro de precariedad y recortes.