Por primera vez en España se presenta en una galería la obra de la artista alemana Astrid Klein. La identidad y el fetichismo están presentes en su trabajo, y a través de collages, textos, neones y espejos rotos logra composiciones que hablan de rupturas, poder, autoridad, historia o política. Se sirve de textos e impresiones en papeles realizados a mano con los que manifiesta nuevas vías de reflexión filosófica, política o literaria. Se podrá visitar en la galería madrileña Heinrich Ehrhardt hasta el 30 de junio.