A pocos días de terminar su exposición Autoconstrucción en Museo Jumex, México, aún podemos visitar la muestra o acudir a la charla que el artista mantendrá con Sergio González Rodríguez el domingo 1 de febrero a las 13.00 horas en el museo. Y es que parece que esté en boca de todos.
Abraham Cruzvillegas (Ciudad de México, 1968) es noticia también porque será el tercer latino en exponer en la famosa Sala de Turbinas londinense, tal y como anunció la Tate Modern recientemente. Sus Autoconstrucciones, que le han dado la fama, son las piezas más destacadas de su trabajo, basadas en las casas que los emigrantes rurales construían en la capital mexicana en los años 60. Cruzvillegas utiliza materiales encontrados y les da un nuevo sentido, basándose en ese origen social de los objetos, que pueden tener otras vidas si la necesidad aprieta.
En los 90 y 2000 el artista alcanzó la fama junto a los nuevos artistas conceptuales en México. Según Chris Derco, director de la Tate Modern, “su trabajo refleja un profundo interés en el arte verdaderamente revolucionario”. Cruzvillegas, que trabaja con la galería Kurimanzutto, sigue así la estela de otros latinos que han intervenido antes en el espacio, como Juan Muñoz y Doris Salcedo.
La Sala de Turbinas comienza así la programación patrocinada por Hyundai, que durante los próximo diez años presentará grandes proyectos en la sala del museo. Unilever, anterior patrocinador, hizo posible que el sol de Olafur Eliasson, las pipas de Ai Weiwei y el cine de Tacita Dean entrarán en un espacio tan particular. El próximo 13 de octubre volverá a retomarse la actividad en la Sala de Turbinas con nuevas autoconstrucciones de la mano de uno de los mexicanos más internacionales.


Imagen: Abraham Cruzvillegas. Autoconstrucciones, 2013.

A pocos días de terminar su exposición Autoconstrucción en Museo Jumex, México, aún podemos visitar la muestra o acudir a la charla que el artista mantendrá con Sergio González Rodríguez el domingo 1 de febrero a las 13.00 horas en el museo. Y es que parece que esté en boca de todos.
Abraham Cruzvillegas (Ciudad de México, 1968) es noticia también porque será el tercer latino en exponer en la famosa Sala de Turbinas londinense, tal y como anunció la Tate Modern recientemente. Sus Autoconstrucciones, que le han dado la fama, son las piezas más destacadas de su trabajo, basadas en las casas que los emigrantes rurales construían en la capital mexicana en los años 60. Cruzvillegas utiliza materiales encontrados y les da un nuevo sentido, basándose en ese origen social de los objetos, que pueden tener otras vidas si la necesidad aprieta.
En los 90 y 2000 el artista alcanzó la fama junto a los nuevos artistas conceptuales en México. Según Chris Derco, director de la Tate Modern, “su trabajo refleja un profundo interés en el arte verdaderamente revolucionario”. Cruzvillegas, que trabaja con la galería Kurimanzutto, sigue así la estela de otros latinos que han intervenido antes en el espacio, como Juan Muñoz y Doris Salcedo.
La Sala de Turbinas comienza así la programación patrocinada por Hyundai, que durante los próximo diez años presentará grandes proyectos en la sala del museo. Unilever, anterior patrocinador, hizo posible que el sol de Olafur Eliasson, las pipas de Ai Weiwei y el cine de Tacita Dean entrarán en un espacio tan particular. El próximo 13 de octubre volverá a retomarse la actividad en la Sala de Turbinas con nuevas autoconstrucciones de la mano de uno de los mexicanos más internacionales.


Imagen: Abraham Cruzvillegas. Autoconstrucciones, 2013.