El CA2M de Madrid presenta el trabajo de Carlos Garaicoa (La Habana, 1967) a lo largo de varias décadas en una exposición que tiene como denominador común la economía y la arquitectura como espacios de poder. Agustín Pérez Rubio, recientemente nombrado director del MALBA en Buenos Aires, es el comisario de este recorrido por una selección precisa de las obras de Garaicoa. Orden inconcluso plantea cuestiones como la utopía y el control y dos realidades que se han enfrentado a esto: desde la Cuba donde se forma artísticamente, con el fin del sueño comunista, al Madrid actual como última utopía fallida del capitalismo. El sentido del orden interesa especialmente al artista, que repite exposición al mismo tiempo en la Fundación Botín con Orden aparente, comisariada por Vicente Todolí. No es casualidad, se ha buscado que lo aparente y lo inconcluso se mezclen y posibiliten nuevas vías para pensar el presente. Dos exposiciones en dos contextos geográficos muy diferentes y que se reunirán en un único catálogo de dos volúmenes con obras de las dos muestras. La idea de lo inestable, del necesario cambio social que se produce en la Europa desgastada por la crisis, son algunas de las cosas presentes aquí. La Cuba revolucionaria con sus arquitecturas macro-económicas y las micro-realidades ciudadanas son referencias en la obra de Garaicoa, que bebe directamente de las teorías foucaultianas del biopoder. La exposición será itinerante y recalará también en el Museo Nacional de Noruega, en Oslo, y en Villa Stuck, en Múnich. (Carlos Garaicoa, Orden inconcluso, CA2M, Centro de Arte Dos de Mayo, Madrid. Del 23 de noviembre de 2014 al 8 de marzo de 2015).


Imagen: Carlos Garaicoa. Cerámicas porno-indignadas (Política Bucal), 2014.