Sólo dos obras, dos pequeños oleos sobre tela de Arcimboldo (Milán, 1526-1593), pintadas en 1589 y en torno a 1590, forman esta exquisita exposición de la Fundación Juan March que recupera parte de la memoria del virtuoso pintor italiano. Pertenecen a colecciones particulares y no han sido expuestas anteriormente en España. Flora y Flora Meretrix son dos ejemplos característicos de las llamadas “teste composte”, las “cabezas compuestas” que tanto desarrolló Arcimboldo, representan a la ninfa Flora, símbolo de la primavera y alegoría de la concordia y la fecundidad natural, virtuosa y casta; y la Flora meretrix, mundana y sensual. Las cabezas están formadas con a base de flores, pequeños animales y otros elementos del mundo natural: hasta quince pequeños animales hay en uno de los retratos, camuflados entre el follaje, preferentemente insectos (mariposas, saltamontes, gusano, mariquita, hormiga), aunque también comparecen un molusco (caracol) y un reptil (lagartija), las trenzas del cabello que caen sobre los hombros de la figura son apéndices de un pulpo. (Fundación Juan March, Madrid, desde el 31 de enero hasta el 12 de marzo).
Imagen: Arcimboldo. Flora meretriz. Fundación Juan March.