Un archivo completo del filósofo austríaco Ludwig Wittgenstein, autor del influyente Tractatus logico-philosophicus, ha sido recuperado por el profesor de Cambridge Arthur Gibson. Las 17.000 palabras que componen el texto fueron dictadas a su colaborador y posible amante Francis Skinner. Fallecido repentinamente, Wittgenstein conmocionado envió a otro colaborador sus escritos que acabaron perdidos y se han mantenido inéditos durante años. El hallazgo, en el que Gibson lleva trabajando desde 2008, supone una nueva oportunidad para afrontar la obra de este peculiar filósofo ya que en este caso las anotaciones que acompañan al texto son especialmente importantes para obtener nuevas interpretaciones sobre sus ideas. Del mismo modo el archivo incluye un cuaderno con fórmulas matemáticas que estudian el Teorema de Fermat de 1635, una serie de datos que demuestran la importancia del austríaco no sólo como pensador sino también como matemático.