Una de las exposiciones más esperadas para los amantes del arte latinoamericano llegó a la Ciudad de México hace unas semanas. Se trata de Antropofagia y modernidad Arte brasileño en la Colección Fadel. 1908-1979, en donde a través de 3 ejes temáticos se colocaron 150 obras; entre pinturas, esculturas, instalaciones, obras gráficas y dibujos, extraídos de la Colección Hecilda y Sérgio Fadel, una de las más importantes y completas de arte brasileño. La muestra fue posible gracias a un trabajo en conjunto entre Museo Nacional de Arte y el Malba / Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires.

La revisión abarca el primer modernismo en Brasil, la relación entre las raíces autóctonas y la modernización neoliberal internacional, así como la ruptura con lo moderno, incluyendo experiencias hacia lo contemporáneo. Comenzando con el primer eje temático que abarca el primer modernismo brasileño, en donde se incluyen obras de Anita Malfatti, Tarsila Do Amaral, Vicente do Rego Monteiro, Lasar Segall, Ismael Nery, etc. La flora, la fauna y sus colores, de a poco invadidos por una modernidad que difiere con el entorno.

Después vienen las obras representativas de la abstracción geométrica, el concretismo y el neoconcretismo de creadores como Waldemar Cordeiro, Lothar Charoux, Anatol Wladislaw, Lygia Pape, Hélio Oiticica y Lygia Clark. De la segunda generación de las décadas de los sesenta y setenta se presentarán piezas de Mira Schendel, Sérgio Camargo, Waltercio Caldas y Wanda Pimentel, entre otros artistas conceptuales que reflejan las grandes transformaciones políticas de la época en el país sudamericano. La curaduría está a cargo de Victoria Giraudo.

(Antropofagia y modernidad, MUNAL, Ciudad de México, hasta el 28 de agosto del 2016)