Cizaña crecida es el título de la última exposición de Antonio Montalvo en la que se reúnen una selección de pinturas que no corresponden a una serie o un tema concreto, como señala el propio artista, pero que sí están enmarcadas dentro de su particular estilo, un surrealismo que se aprecia en los escenarios de los que paisajes, los animales y las esculturas que muestran sutilmente el dolor humano en la búsqueda del perdón. La exposición se podrá visitar hasta el 8 de noviembre en la galería Espacio Mínimo de Madrid.

Imagen: Antonio Montalvo. Cizaña crecida, 2012. Espacio Mínimo, Madrid.