Sólo los últimos trabajos. Sólo aquellas obras realizadas con un último aliento que quizás se presiente, se teme o hasta se espera. Obras finales que no tienen porqué corresponderse únicamente, y como habitualmente las describe la historia del arte, con una etapa de madurez, de repetición o de consolidación de un estilo, sino que pueden revelar inquietudes distintas a las anteriores, una mayor intensidad y radicalización del trabajo previo o hasta una experimentación formal y conceptual novedosa.

Trabajos que muchas veces se dejan de lado por su fecha, por no haberse realizado en los momentos álgidos dictaminados por la historia y que, sin embargo, en la exposición Last Works. From Manet to Kippenberger son los protagonistas absolutos demostrando que, los últimos momentos de una vida, pueden ser también los de mayor lucidez.

Una exposición con catorce artistas pioneros y consolidados como Manet, Matisse, Willem de Kooning, Georgia O’Keeffe o Francis Picabia a los que, precisamente por su éxito pasado, se ha tendido a menospreciar en sus últimos años, como si la decrepitud de la vida tuviera que estar intrínseca e invariablemente unida a la de la creación y el pensamiento.

Una muestra que no sólo revaloriza y exalta ese otro periodo creativo, sino que acerca al espectador al pensamiento y las distintas circunstancia de creadores como Kippenberger que, al conocer que tenía cáncer, creó una nueva imaginería basada en la melancolía y el desespero llena de fuerza y, paradójicamente, de vitalidad exaltada. Un muestra en la qe además se establecen diálogos con las obras de los artistas seleccionados, contrastando la pasión de unos con el dolor o el sufrimiento de otros, generando un recorrido vibrante y emotivo como sólo puede ser aquello que acontece antes de que todo acabe. Hasta el 2 de junio.

Imagen: Martin Kippenberger. Untitled (from the series Jacqueline: The Paintings Pablo Couldn´t Paint Anymore), 1996. Collection Pierre Darier, depôt Mamco, Genf. Foto: © Mamco, Genf – I. Kalkkinen, Genf © Estate Martin Kippenberger.