Ante los recortes y el contexto de la situación económica actual, numerosos centros de arte se encuentran en una encrucijada de replanteamientos y reajustes. El año nuevo marca la implementación de diversas respuestas que no siempre conllevan unas estrategias libres de polémica. Entre las medidas que adoptará el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo (MARCO) está la modificación de los horarios de apertura al público, cerrando las salas de exposición a mediodía, y la tarifa de 3 euros en los talleres infantiles de fin de semana que, hasta el 3 de enero, seguirán siendo gratuitos. El 2012 también implicará el pago de entrada para visitar el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León que, en su intento de reequilibrar presupuestos, empezará a cobrar 1 euro para poder acceder al centro. Ante todo, se aboga por sobrevivir a esta realidad económica, sin perder la calidad de los contenidos y mantener una oferta cultural atractiva para el visitante asiduo.