Este 2016 ha sido el año perfecto para Sotheby’s París, que ha aumentado un 4,3% en ventas respecto a 2015 y ha generado un total de 220 millones de euros en las subastas realizadas a lo largo del año. Han sido diecisiete las colecciones que se han obtenido superando el millón de euros, ocho subastas han rebasado los 10 millones y 26 ofertas se han realizado por más de un millón de euros. Sotheby’s París se ha situado en un puesto importante en el ascenso de París en el panorama de las subastas internacionales con un 88% de los lotes vendidos, siendo un 30,5% de nuevos compradores y el 13% han comprado en línea. De los coleccionistas y particulares que han decidido invertir en las subastas, un 33% eran franceses, un 36% del resto de Europa, el 16% de Norteamérica y el 10% restante era procedente de Asia. En la capital francesa destaca el arte africano y oceánico y está a la vanguardia del diseño, las artes decorativas y el arte contemporáneo.

Además, este año ha destacado por las grandes colecciones con la venta de 7 de ellas procedente de diferentes dominios como las colecciones de Boutet de Monvel, Patricia Mante-Proust, Robert de Balkany, Henri Chwast y Viviane Jutheau, la Comtesse de Witt. La obra récord de 2016 en Sotheby’s fue vendida este mismo mes, Squelette arrêtant masques de James Ensor, por 7.357.500 euros.