El artista Anish Kapoor tenía previsto exhibir algunas de sus esculturas en el Museo Nacional de Beijing así como llevar a cabo un nuevo trabajo monumental e inédito. Pero debido al encarcelamiento y al tratro vejatorio que se le ha otorgado al artista Ai Weiwei, aislado en una prisión de paradero desconocido y con acceso restringido a visitantes por motivos nada claros desde abril, ha decido cancelar este proyecto. De este modo Kapoor desea manifestar su respulsa ante este tipo de medidas que trasgreden los derechos humanos así como mostrar su solidaridad con el artista y su familia. Sin embargo el British Council quiere hacer recapacitar al artista ya que creen conveniente fomentar los lazos entre India y China e intentar buscar otros medios que no traicionen la libertad de expresión del artista indio.