La muestra en la galería austriaca mantiene la línea oscura y desconcertante que caracteriza al estilo de la artista gallega. La meticulosidad y el fetichismo representan elementos claves en la producción de las series que acoge esta exposición, desde el 26 de abril, y que giran en torno al ideal de supervivencia y del desastre.