El Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, de la mano de la Fundación Juan March, abre las puertas de la institución con una nueva ampliación y reforma que devuelve la distribución original de los espacios al museo.

Creado por Fernando Zóbel en el año 1966, este espacio es un museo de artistas hecho por los los artistas. Contó en sus orígenes con Gustavo Torner y Gerardo Rueda, que colaboraron con Zóbel en su creación. El Museo de Arte Abstracto de Cuenca alberga de forma permante distintas obras de artistas españoles de los años 50 y 60 y que configuran las tendencias abstractas más importantes del arte español del siglo XX.

Ampliación Museo Abstracto Español de Cuenca.

El Ayuntamiento de Cuenca ha cedido el edifício del Meson de las Casas Colgadas para que forme parte de dicha ampliación. Respetando el exterior del edifício, la restauración y acondicionamiento del mismo se puede observar por dentro, mejorando la accesibilidad, los recorridos y la funcionalidad del museo.

La nueva sala, antiguo Mesón de las Casas Colgadas, se usará para exponer obras de distintos autores entre los que hay que destacar cuadros y esculturas de artistas como Elena Asins, Eduardo Chillida, José Guerrero o Josep Guinovert. En cuanto a la reordenación del espacio, se ha apostado por la recuperación de los vanos de luz natural, dando como resultado un espacio multiusos, un auditorio y un espacio que se convertirá en biblioteca.