El humano soñador y nostálgico vive acompañado de banda sonora. Camina por la calle y deja que una canción engulla los sonidos de su entorno. Se adentra en un momento propio, en una escena cinematográfica, donde los crescendo y mezzo fortes se convierten en indicadores de estados de ánimo y presagios. Se crea una realidad en la que la individualidad adquiere otro significado de autonomía creativa y existencial. Alex Katz, artista estadounidense y uno de los precursores del Pop art, ha creado a lo largo de su trayectoria un mundo propio e inalienable, con claras influencias del cine, la televisión y las revistas. A través de sus obras, que estarán expuestas en el Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa Gas Natural (MACUF) hasta el 30 septiembre, el artista plasma paisajes, detalles y personajes, donde los primeros planos y grandes formatos son protagonistas. Al son del jazz, se inauguró Alex Katz. Casi nada, comisariada por David Barro, que reúne obras prestadas por diversas colecciones privadas. Una oportunidad para conocer un estilo que ha marcado la pintura del siglo XX.