Rosa Olivares

Abre la temporada de la galería, como una opción segura. Una exposición de García-Alix en Madrid es garantía de público y de crítica. Uno de los más conocidos y reconocidos fotógrafos españoles y uno de los pocos que son conocidos fuera de España, reúne a su alrededor admiradores, seguidores, aficionados y alucinados. Al margen de la puesta en escena mediática, la muestra reúne formatos medios y pequeños de imágenes tomadas en sus viajes a China, paisajes, con retratos recientes y alguna recuperación de obras anteriores, como su Autorretrato, una vez más de 2007 que de alguna manera resume el espíritu de la exposición: Alberto García-Alix, una vez más. No hay nada nuevo, aunque esta vez muestra una cara un poco menos ácida, un poco más abiertamente romántica, gracias a los paisajes, y como no, a sus literarios títulos.

Imagen: Alberto García-Alix. Autorretrato, una vez más, 2007. Cortesía del artista y de la galería Juana de Aizpuru, Madrid.