Con la exposición Intromisiones, el fotógrafo vasco Aitor Ortiz (Bilbao, 1971) presenta en el Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa (MAC, en A Coruña), un conjunto de 70 fotografías que abarcan las últimas dos décadas de su trabajo. Su obra relaciona la arquitectura como construcción con la creación del paisaje construido. Entre la realidad y la reconstrucción, su obra, casi siempre en blanco y negro, plantea diversas cuestiones sobre la idea de la construcción pero también, y sobre todo, sobre el volumen, las estructuras, la continuidad y la ruptura de las formas, las “invasiones” de la imaginación y la idea escultórica de la imagen fotográfica. (MAC, LA Coruña, hasta el 6 de julio.)