El artista chino Ai Weiwei no deja de sorprendernos. Una vez fue liberado bajo fianza y condenado a pagar una cuantiosa suma de dinero a las instituciones chinas, ahora de nuevo vuelve a los medios tras haber aceptado una propuesta de trabajo de la Universidad de Artes de Berlín. Este centro educativo ha ofrecido al artista incorporarse a su equipo docente, como profesor invitado, tan pronto como resuelva sus problemas legales. El presidente de este centro universitario, Martin Rennert, confía en que su incorporación sea posible en un futuro cercano y que Ai pueda visitar y enseñar a los alumnos berlineses a ser, como mínimo, tan mediáticos como es él mismo.