Agustín Pérez Rubio, director del MUSAC desde 2009 y conservador en esta misma institución desde 2002, ha anunciado que dejará su puesto en el museo. Su renuncia se hará efectiva a finales de enero de 2013, tras inaugurar las primeras exposiciones del año y haber dejado la programación anual a punto. Para sustituirle en el puesto se abrirá un concurso público. Las posibles razones que se barajan para su renuncia tienen que ver con los recortes impuestos al centro y el modo en que éstos afectarán a su funcionamiento, así como el agotamiento del ahora exdirector que ha expresado su malestar y su cansancio ante una situación insostenible.