La nueva exposición retrospectiva del dominicano Jorge Pineda en el IVAM presenta los trabajos que ha realizado el artista en los últimos siete años. Un trabajo con una línea constante y continua que remarca las problemáticas que se viven en la actualidad en la isla caribeña como la prostitución infantil, las armas o la pobreza, entre otros temas, que corresponden a una actualidad global que afecta a países con distintas idiosincrasias. A través de dibujos, pinturas, instalaciones, vídeos o esculturas el autor efectúa denuncias sociales sin caer en el sensacionalismo. Como con su escultura Mambrú en la que niños – a escala real– ataviados con una máscaras mejicanas, cargan con armas. O en Oh Taschen, Taschen. Niñas locas sin máscaras donde representa a artistas femeninas del mundo del arte también con máscaras mejicanas, un recurso que utiliza frecuentemente debido a su interés por la dualidad del ser humano y por la construcción de la personalidad a través de la mácara. Así mismo, Pineda recurre a la figura de los niños en sus instalaciones como una referencia al modelo de la sociedad dominicana “aún por madurar” y como alusión a la pérdida de la inocencia de los mismos por la prostitución, la droga, la violencia o el índice de mendicidad. Jorge Pineda forma parte del colectivo dominicano Quintapata, es un artista reconocido Internacionalmente y su obra se ha expuesto en museos de todo el mundo. Hasta el 2 de mayo.

Imagen: Jorge Pineda. Afro Issue I , 2013.