Este año se cumplen 100 años de una de las obras más controvertidas del arte: la Fountain. Un urinario que Marcel Duchamp presentó en la exposición que organizó la Sociedad de Artistas Independientes de Nueva York. Duchamp demostró con su readymade que cualquier objeto puede ser una obra de arte sacándolo de su contexto original y situándolo en uno adecuado como una galería o un museo. Por este centenario, el Centre Pompidou de París programa la muestra The Fountain Archives, un proyecto que dirige Saâdane Afif desde 2008 y que gira en torno a esta obra fundamental en la historia del arte. El artista francés ha reunido desde entonces centenares de obras de todos los formatos e idiomas que reprodujeran el urinario y ha originado dos conjuntos que pueden verse tal cual en la exhibición: las páginas en las que figura una fotografía de la obra de Duchamp, arrancadas de sus publicaciones y, por otro lado, los libros (guías, libros sobre historias del arte, ediciones antiguas, nuevas…) a los que se les ha quitado esas páginas. De este modo, el proyecto de Afif propone una reflexión sobre el papel de la imagen y la difusión de una obra. La exposición, comisariada por Michel Gauthier, puede verse en el museo parisino hasta el 30 de abril. Además, el 26 de abril a las 19 horas se celebra un coloquio sobre el valor del arte y la obra Fountain en el que intervendrán Saâdane Afif, Bernard Blistène, Cécile Debray y Michel Gauthier, entre otros.

Josef Koudelka es también protagonista en el Centre Pompidou con la muestra La fabrique d’exils, comisariada por Clément Cheroux. “Estar exiliado simplemente significa que uno se ha ido de su país y no puede volver. Cada exilio es una experiencia individual, diferente. Yo quería ver el mundo y hacer fotos (…) Cuando tomé la decisión de no volver, sabía que quería desarrollar una experiencia del mundo que no podía imaginar cuando estaba en Checoslovaquia” Son palabras del fotógrafo Koudelka, que abandonó su país poco tiempo después de fotografiar la invasión de Praga por los soviéticos; que ilustró en la serie Exils, realizada entre los años 1970 y 1980, y que es uno de los trabajos más importantes del artista. Ahora, se exponen las imágenes más representativas de las 75 que componen Exils, algunas inéditas, y una serie de autorretratos realizados por Koudelka durante sus viajes y que no han sido expuestos hasta ahora. Asimismo, los cuadernos que el fotógrafo usó en el que pegaba fotografías por orden forma o temático también se exponen, lo que ayudará al espectador a comprender cómo se elaboró el proyecto.

(The Fountain Archives, Saâdane Afif en Centre Pompidou, París. Desde el 1 de febrero hasta el 30 de abril de 2017)

(La fabrique d’exils, Josef Koudelka en Centre Pompidou, París. Desde el 22 de febrero hasta el 22 de mayo de 2017)