Arte para todos. Esa es la idea que ha movido la realización de esta feria que tendrá lugar, del 21 al 25 de septiembre, en Nueva York. Un evento ferial que posteriormente irá a Los Ángeles y que congrega a más de setenta galerías que deciden exhibir obras menos costosas de lo que es habitual en este tipo de eventos. De hecho ninguna de las obras presentes supera los 10.000 dólares y tres cuartos de las mismas están valoradas en torno a los 5.000. Pero no sólo los coleccionistas son bienvenidos sino todo tipo de público para lo cual se permite la entrada gratuita a ciertas horas. Una feria a medida de la crisis.