Una exposición que pretende reactivar las lámparas, recordar el valor de las cien obras más representativas del Museo de Arte Carrillo Gil, que vienen acompañadas de catálogos, fotografías, notas de prensa y artículos que permiten dar a conocer, a las nuevas y viejas generaciones, el papel que la colección de Álvar Carrillo Gil tuvo en la conformación y consolidación del arte moderno mexicano y su internacionalización, así como explicar detalladamente el contexto y la evolución que la colección tuvo hasta llegar a convertirse en un museo. Uno de los más importantes en Latinoamérica por su acervo, que cuenta con obras de José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Gunther Gerzso, y Wolfgang Paalen, entre otros. La exposición es la resurrección de una parte de la gran muestra que fue Travesías, de hace un par de meses para celebrar el 40 aniversario del recinto, y se encargó de documentar las exposiciones y bienales internacionales en las que se han expuesto las obras de la colección actual y en algunos otros países más de Europa, Sudamérica y Asia. (Razón de ser, Museo de Arte Carrillo Gil (MACG), Ciudad de México, México. Del 21 de noviembre de 2014 al 8 de febrero de 2015).