Javier D. Box

Tanto en Norteamérica como en España ya se han colado los primeros ganadores de la cosecha anterior, a saber, los Globos de Oro que concede la Asociación de la prensa extranjera en Hollywood y que se encarga de premiar lo mejor de la TV y el cine (haciendo distinciones entre drama, o musical y comedia). Y a este otro lado del charco los primeros en dar el pistoletazo de salida en cuanto a galardones se refiere son los premios José María Forqué que concede la asociación de productores audiovisuales de España.

Destacando algunos de los premiados, en el apartado series de TV diremos que Breaking Bad considerada como una de las mejores de la historia, en su quinta y ya última temporada se ha visto resarcida de los daños anteriores (hasta ahora no había obtenido ningún premio), consiguiendo el de mejor actor –drama- para Bryan Cranston al igual que el de mejor serie –drama-. En el apartado telefilme o miniserie destacan los premios para Behind the candelabra de Steven Soderbergh y el de mejor protagonista para su estrella principal, un inmenso Michael Douglas.

En cuanto a los de cine se refiere, La gran estafa americana sale como gran triunfadora al llevarse el de mejor comedia o musical, Amy Adams como mejor actriz y Jennifer Lawrence en la categoría de actriz de reparto. En el apartado de drama, la película Dallas Buyers Club se lleva dos de dos: mejor actor para Mathew McConaughey y el de reparto para Jared Leto. El de actriz dramática para Cate Blanchet por Blue Jasmine, y el de mejor director fue a parar a Alfonso Cuarón por Gravity, primer hispano en conseguirlo; y la que suena como favorita para los oscar 12 años de esclavitud se llevó sólo uno (el más importante) mejor película dramática.

En España, con los Forqué resultó vencedora La herida, que hizo doblete llevándose también el de mejor actriz, Marián Álvarez (desde que se llevara la Concha de Plata de San Sebastián es clara favorita para el Goya). Mejor actor para Eduard Fernández por Todas las mujeres. Se instaura nueva categoría este año para premiar lo mejor del cine latinoamericano, que ha ido a manos de Lucía Puenzo por su película El médico alemán –Wakolda-.