La luz es sinónimo de conocimiento; cuando hablamos de que Carlos Schwartz trabaja con la luz realmente lo que queremos decir es que trabaja a partir del conocimiento. No importa realmente si se trata de dibujos o de instalaciones, o de esas series de objetos híbridos entre el kitsch y la elegancia, entre la inocencia y la perversión. Esta exposición es una buena prueba de ello: entre las sombras de estos tres proyectos y de la instalación que presenta habitan algunos de los momentos de mayor lucidez del conocimiento contemporáneo, como Ludwig Wittgenstein y su Tractatus logico-philosophicus, continuas referencias al Renacimiento, al Atlas de Aby Warburg, y siempre al arte y a la incomunicación en que se deriva la formalización de las claves y símbolos de mediación del lenguaje, de la comunicación y del conocimiento. (Galería Sociedad Anónima, Madrid, desde el 19 de febrero hasta el 1 de abril).


Imagen: Una de las piezas de Carlos Schwartz en la exposición Carlos Schwartz: 3 Proyectos + 1 instalación.