VÍDEO


A lo largo de la historia de la música se ha establecido una relación entre distintos grupos y cantantes y múltiples artistas que se han ligado de una manera u otra en los diseños de portadas, carteles de conciertos e incluso videoclips de estos. Desde fotógrafos hasta pintores; arte urbano, el surrealismo, el arte gráfico, esta relación ha dado como resultado distintas piezas. Muchas de estas colaboraciones son inesperadas, otras son conocidas, incluso llegando a ligar el nombre de una banda de rock underground al arte pop.

Las portadas de LP’s o discos son un lienzo en el que en ocasiones artistas como Dalí, Banksy o Andy Warhol han plasmado sus obras, creadas para la ocasión, convirtiendo esas portadas en auténticos iconos. En otras, han sido los músicos los que han decidido incorporar una obra archiconocida en sus trabajos. A continuación os presentamos algunos de los casos más sonados de la historia.

The Velvet Underground and Nico y Andy Warhol

En 2017 se cumplen 50 años del nacimiento de una de los discos más icónicos del movimiento underground, en el que el artista Andy Warhol se implicó desde su comienzo. Corría el año 1966 cuando uno de los iconos del pop art se involucró en la creación de esta banda, como mánager, mentor e investigador. Lou Reed, John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker eran los integrantes iniciales, que actuarían en la Exploding Plastic Inevitable de Warhol. Un año después lanzarían su trabajo The Velvet Underrground & Nico, más conocido como Banana Album debido al célebre diseño realizado por Warhol para la portada.

Patti Smith y Robert Mapplethorpe

El artista Robert Mapplethorpe, antes de declararse homosexual, mantuvo una relación con la cantante Patti Smith. Cuando la artista sacó en el año 1975 su disco Horses, el fotógrafo estadounidense se encargó de retratar a Smith para la portada de su trabajo. El resultado es uno de los retratos femeninos más hermosos que se ha hecho jamás y uno de los trabajos de Mapplethorpe más reconocibles; una foto icónica que muestra a la cantante vestida con pantalones masculinos, una camisa blanca y una chaqueta al hombro, iluminada con la luz de la tarde, transmitiendo la fuerza y la fragilidad de Smith, exenta de maquillajes o joyas.

Jackie Gleason y Dalí

Jackie Gleason publicó su disco Lonesome Echo en el año 1955. Para la portada pidió a Salvador Dalí, con el que mantenía una larga amistad, que diseñara una caratula que transmitiese la angustia, espacio, soledad y fragilidad de las alas de una mariposa. El resultado es una portada de estilo surrealista en el que la marca del artista español esta más que latente.

Lady Gaga y Jeff Koons

En el año 2013, la artista Lady Gaga lanzaba su tercer trabajo de estudio: ARTPOP. Para esta ocasión la cantante se unía al artista Jeff Koons para desarrollar el concepto artístico del disco e ilustrarlo en la portada. Esta vez, Koons elaboró una obra que tomaba como punto de partida los cuadros Apolo y Dafne y El Nacimiento de Venus de Botticelli, creando una suerte de collage con la cantante en primer plano.

The Hours y Damien Hirst

La relación entre Damien Hirst y la música traspasa la mera colaboración artistica, llegando a ser integrante del grupo Fat Les. Por ello, no es de extrañar que el artista haya colaborado en múltiples ocasiones con distintos grupos musicales diseñando sus portadas. El caso más destacado se produjo en el año 2007, cuando el grupo The Hours le encargó la portada del disco Narcissus Road en el que el Hirst seleccionó algunos spin painting y butterfly paintings para la portada.

Blur y Julian Opie

El grupo británico Blur editó en el año 2000 un trabajo que recogía sus grandes éxitos. El álbum alcanzó el numero tres de la lista de éxitos de Reino Unido. La portada fue diseñada por Julian Opie, quien se inspiró en la del álbum Hot Space de Queen. Como curiosidad, el original de la obra de Opie para Blur: The best of se encuentra expuesta en la National Portrait Gallery.

The Beatles y Peter Blake

Una de las portadas más icónicas del mundo de la música es la del disco Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles. Se han creado miles de teorías sobre este trabajo, en el que se ven retratos de numerosas personalidades universales y de la cultura pop, lo que sí se sabe es que el diseño final de Peter Blake es una reinterpretación de un dibujo de Paul McCartney hecho en tinta.

Kanye West y Takashi Murakami

Takashi Murakami es un artista contemporáneo japonés que mezcla en sus obras el arte de su país natal con la naturaleza de la cultura de posguerra. En el año 2007 el músico Kanye West lanzaba su tercer trabajo, Graduation, para  el que el artista nipón diseñó la portada, una animación con tintes de manga clásico.

Blur y Banksy

El anónimo artista conocido como Banksy fue otro de los que diseño una de las portadas de Blur. Para el disco Think Tank, el artista urbano plasmó uno de sus grafitis en el que se puede ver a una pareja abrazada que cubre su identidad con sendos cascos de buzo. Se rumorea que, aunque Banksy se aleja de lo comercial, el artista urbano colaboró con la banda por motivos económicos.

David Bowie y Keith Haring

El trabajo que realizó Haring para Bowie no fue para la portada de un disco, sino que la elaboró para uno de los sencillos de Let’s Dance, decimoquinto álbum del músico. El single en cuestión es Without You. Bowie eligió a este artista por ser un gran conocedor de su obra, incluso coleccionando elementos caricaturescos de este. El tema vio la luz en el año 1983.

Sigur Rós y Ryan McGinley

El fotógrafo Ryan McGinley saltó a la fama en el año 1999, cuando mandó a 100 editores y artistas un libro que consistía en fotografías tomadas por él en las que retrataba a sus amigos en poses exuberantes y bacanales. Cuando Sigur Rós conoció la obra del fotógrafo se creó una unión traspasando la mera colaboración. La obra de McGinley y la musicalidad del grupo concuerdan a la perfección: sencillez y transparencia. El trabajo del artista toma la forma de portada en el disco Með suð í eyrum við spilum endalaust que los islandeses editaron en el año 2008.

Blink 182 y D*FACE

La obra del artista urbano D*FACE se encuentra a caballo entre el pop y lo underground, con una estética que se acerca a la novela gráfica. En el año 2016, el grupo californiano Blink-182 lanzaba su séptimo disco, California, y para su portada se seleccionaba una obra de D*FACE en la que se puede ver a una pareja de aspecto calavérico dentro de un coche, una imagen que sirve como metáfora a la estética punk del grupo.

Sonic Youth y Gerhard Richter

El grupo Sonic Youth eligió una obra de Gerhard Richter para la portada del disco Daydream Nation. La obra muestra una vela, haciendo referencia a uno de los temas del álbum y representando la luz al final del túnel, una metáfora del fin de la presidencia de Ronald Reagan en el año 1988.

Frank Ocean y Wolfgang Tillmans

El último disco de Frank Ocean, Blond, conocido en su reedición como Blonde, contó con una fotografía de Tillmans en portada. En ella se puede ver a Ocean bajo la ducha y con el pelo teñido de verde. El disco contó con la colaboración de cantantes como Beyoncé, Kanye West, Andre 3000, Pharrell Williams, Kendrick Lamar, Brian Eno, Tyler the Creator, Jamie xx, James Blake o Rick Rubin.