La Galería Helga de Alvear presenta dos exposiciones, la primera del artista Julian Rosofeldt y la segunda de Adrian Sauer. Las muestras, que tienen mucho que ver con el arte, el cine y la música, se exponen hasta el seis de mayo. Rosefeldt es un artista internacional que destaca en el campo de las obras de arte visual opulentas y coreografiadas. La gran mayoría de sus piezas se presentan como una gran instalación compleja de múltiples pantallas, inspiradas por las historias del cine, el arte y la cultura popular. La manera en la que el artista trabaja podría explicarse en la utilización de tropos cinematográficos familiares que trasladan al espectador a reinos surrealistas, en donde los rituales de la vida cotidiana absorben a los habitantes, con una fuerte base entre el humor y la sátira que el artista utiliza para seducir a los visitantes.

Keys and mirror es el nombre que recibe la segunda de las exposición, se centra en la obra más reciente de Sauer, Klavier. En esta ocasión el fotógrafo nos muestra como una idea puede ser transformada en una compleja construcción estética. Sauer muestra en esta obra 88 teclas por 88 imágenes; y son esas teclas, colocadas a tamaño real sobre el centro de cada fotografía las que estructuran las mimas, tanto de manera individual como en conjunto. Gracias a este montaje vertical, la lente de la cámara no capta solo la tecla central, sino todo el entorno de la misma, lo que proyecta un efecto de multiplicación de las teclas sobre el plano.

(Deep Gold de Julian Rosefeldt en Galería Helga de Alvear. Desde el 16 de febrero hasta el 6 de mayo de 2017)

(Keys and mirrors de Adrian Sauer en Galería Helga de Alvear. Desde el 16 de febrero hasta el 6 de mayo de 2017)