Mes de mayo, año 1905, Buenos Aires, Argentina. De padre italiano y madre argentina, Antonio Berni recibió una educación artística desde muy pequeño. Ingresó en el año 1908 en el taller de Bruxadera para a mediados de la segunda década del siglo XX ingresar en el Centro Catalá de Rosario, con los maestros Eugenio Fornells y Enrique Arian. Con quince años expuso por primera vez su obra y en el 1925 viajo a Madrid, desde donde recorrió Europa para terminar de formarse.

La obra de Berni posee tres cualidades claves: su capacidad de reinvención, su mirada hacia las cuestiones sociales y políticas, así como su apuesta estética y la variedad de su propuesta plástica. Entre su producción artística se puede observar su trabajo en el campo de la xilografía y xilocollages, que desarrollo en los años sesenta, que junto a su archivo fotográfico, conforman la exposición que muestra el Museo Lázaro Galdiano de Madrid.

Antonio Berni: entre la expedición fotográfica y la reinvención del grabado, una muestra de gabinete, nombre que recibe la exposición, incluye entre las obras expuestas Juanito Laguna, una de las obras más emblemáticas del argentino y que le valió para obtener el Gran Premio en la Bienal de Venecia de 1962. A su vez se exhibirá un vídeo documental producido expresamente para esta ocasión con material del archivo del artista y del Archivo General de la Nación de Argentina, Antonio Berni, la reinvención de la mira.

(Antonio Berni: entre la expedición fotográfica y la reinvención del grabado, una muestra de gabinete, Museo Lázaro Galdiano, Madrid. Desde el 20 de enero hasta el 12 de marzo de 2017)