Termina el año y durante estas fechas proliferan las listas de “lo mejor del año”. Estos listados se atienen a distintas variables y abarcan todos los campos imaginables. Desde los más… hasta los menos… actores, películas, canciones, músicos, artistas, obras, todo tiene cabida. Desde Exit-Express.com hemos querido elaborar nuestra propia lista, la de las exposiciones que 2016 nos ha dejado, pero sin atenernos a una variante fija. Por regla general, suelen fijarse en los más vendidos, los más visitados o los mejor pagados, nuestro criterio, la calidad e importancia que han supuesto estas muestras. Y como estos parámetros son subjetivos, os invitamos a compartir cuáles han sido las exposiciones más importantes y que más os han gustado a lo largo de este último año.

España

A nivel nacional, ha sido un año de grandes exposiciones, tanto en centros de renombre como en instituciones más pequeñas o con menos recursos. Pintura, escultura, videoinstalación, arte sonoro… exposiciones de grandes nombres propios, con una fuerte presencia de la fotografía y las muestras retrospectivas.

Tres de las exposiciones más destacadas este año en el mundo de la fotografía han sido la de Bruce Davidson en Fundación Mapfre y Capa en color de CBA de Madrid. La primera de ellas, que aún puede disfrutarse, aborda la carrera del fotógrafo estadounidense a través de las instantáneas que realizó a lo largo de más de cuarenta años. Esta exposición visitó Barcelona, para ser expuesta posteriormente en la capital española. La segunda se centra en la fotografía de Robert Capa, pero va más allá de las más que reconocibles instantáneas en blanco y negro. Y es que por primera vez en España, se desarrolla una exposición sobre su fotografía a color. Por último, la Fundació Suñol expone hasta el 11 de marzo Resplandor Seco. Esta es la primera vez que se expone en Barcelona la obra de Darío Villalba, conocido por ser uno de los pioneros en introducir la fotografía en el soporte pictórico.

La Fundación Mapfre está presente por partida doble, tras el éxito de la exposición de Bruce Davidson, llegó La pasión por el color. Esta muestra es un recorrido a fondo por la historia de los fauvistas, y aunque no es la primera que se hace en España, si es la que lo ha hecho con más profundidad.

Un moderno en la Arcadia ha itinerario desde Madrid hasta Málaga mostrando la obra de Joaquín Torres-García. Desde Fundación Telefónica hasta el Museo Picasso, y aún vigente, la muestra es otra de esas grandes retrospectivas monográficas que hemos podido visitar este año. Para muchos la exposición del año, ofrece la oportunidad de acercarse por primera vez a la obra del uruguayo o de redescubrir su obra. Madrid ha acogido otra de las exposiciones más relevantes del año. La Casa Encendida reúne hasta el ocho de enero más de sesenta obras de B.Wurtz. Obras escogidas, título de la exposición, nos acerca a la obra del artista, que como ya hiciese Marcel Duchamp a través de sus ready-made, da una segunda vida a objetos cotidianos, recogiéndolos y acumulándolos para dar como resultado distintas obras de arte. Otro de los nombres propios en cuanto a exposiciones se refiere ha sido el de Carmen Calvo, una de las artistas más cotizadas de nuestro país. Todo procede de la sinrazón presenta la obra de la artista de manera retrospectiva, en la Sala Alcalá 31.

El Museo Reina Sofía ha expuesto dos de las exposiciones más relevantes del año, Secuencia Infinita abordó la obra de Ignasi Aballí, sobre la infinidad y la idea de que la narrativa y su característica finita puede romperse. La otra gran exposición que ha mostrado el museo es la gran retrospectiva de Marcel Broodthaers. Expuesta hasta el 9 de enero de 2017, es una de las retrospectivas del artista más completas que se ha expuesto sobre él. Desde su faceta como poeta, crítico y fotógrafo, hasta sus obras plásticas lo que convierte a esta exposición en una de las más destacables del año.

Una de las exposiciones más sonadas este año en el mundo del arte contemporáneo ha sido la realizada por el IVAM de Valencia sobre la obra de Christian Boltanski. Salida-Llegada reunió el pasado verano siete instalaciones de distintos periodos del artista, abordando el paso del tiempo, la memoria, la ausencia o la fragilidad del ser humano. Harun Farocki también ha protagonizado otra de las muestras destacadas del año. Fundación Antonio Tápies mostró con Empatia los distintos escenarios cinematográficos que se pueden encontrar en cualquier situación en la que exista una pedagogía de la imagen.

El arte sonoro ha sonado y fuerte con la exposición la de la Fundación Juan March, Arte Sonoro en España 1961-2006. La importancia de esta muestra reside no sólo en que es una de las pocas exposiciones dedicadas exclusivamente al arte sonoro, sino por ser un recorrido de esta modalidad en nuestro país. En esta linea, la de exponer algo antes no expuesto o, a priori, sin hueco tan claro en los programas de las entidades museísticas, se encuentra Escultura Hiperrealista. El Museo Bellas Artes de Bilbao nos acercó durante el verano al mundo de las esculturas hiperrealistas con obras de Ron Mueck o Patricia Piccinini entro otros. Marcada por la huelga que vivió el museo por aquellas fechas, la exposición no estuvo abierta todo el tiempo que debiera, pero el recorrido que se hacia sobre el hiperrealismo en el ámbito de la escultura abarcaba desde 1973 hasta nuestros días.

Pero si ha habido dos exposiciones que han marcado la diferencia este año han sido las retrospectivas que tanto El Museo del Prado y el Museo Guggenheim han dedicado a El Bosco y Francis Bacon respectivamente. Con motivo del V centenario de la muerte de El Bosco, el Prado expuso la mayor retrospectiva jamás hecha sobre el pintor flamenco. Tal fue el éxito de la muestra que se prorrogó, batiendo records de asistencia de una exposición temporal del museo, y la segunda más visitada en la historia de los museos españoles, sólo por detrás de la que el Reina Sofía hizo sobre Dalí en el año 2013. Francis Bacon: de Picasso a Velázquez es, sin lugar a dudas, la otra gran exposición del año. El Guggenheim termina el año con esta exposición que compara 50 obras del artista con obras de otros maestros clásicos y modernos que influyeron en su obra.

Fuera de España

Países como Francia o Inglaterra han acogido algunas de las exposiciones más relevantes de este 2016, que también ha dejado una lista de nombres propios. Mauricio Cattelan ha sido uno de ellos con dos exposiciones, la primera en Monnaie de París y una segunda en el MoMA que respondía al nombre de Game of Thrones en la que intervino los váteres del centro recubriéndolos con una capa dorada. Not Afraid of Love, en París, es de especial relevancia pues, en palabras del propio artista esta es la primera muestra que expone más de tres obras suyas simultáneamente desde que lo hiciese el Guggenheim de Nueva York. También en la ciudad de la luz han destacado otras exposiciones. El Pompidou expone hasta el 24 de abril la obra de CY Twombly, una retrospectiva nunca antes vista en Francia sobre uno de los artistas más simbólicos del siglo pasado. Soulèvements, en Jeu de Paume, merece también mención, un recorrido a través del filósofo Georges Didi-Huberman sobre el malestar social, los movimientos de lucha, la insubordinación y la revolución.

En cuanto a fotografía se refiere, dos exposiciones han destacado. La primera de la mano de Fundación Cartier con Le Grand Orchestre des animaux aúna sonido e imagen a través de la instalación. El mundo animal grabado, el mundo natural fotografiado. Pero si hay una exposición fotográfica destacada es la que la Tate Modern muestra hasta el 7 de mayo de 2017, The Radical Eyes aborda el mundo del coleccionismo mediante la muestra de las distintas fotografías que el cantante británico Elton John ha ido coleccionando desde hace años. Desde Man Ray hasta Dorothea Lange pasando por distintos nombres del mundo de la fotografía. Una oportunidad de ver la obra de grandes fotógrafos en un mismo lugar. En la Tate Modern también ha destacado Empty Lot, la obra de Cruzvillegas, antes en Sala Turbinas, y que destaca por ser la primera vez que un mexicano interviene en dicha sala.

La Fundación Louis Vuitton ha sido sede de otra de esas exposiciones sin precedentes. En este caso hablamos de Iconos del Arte Moderno. Esta exposición, organizada conjuntamente por el Museo Hermitage y el Museo de Bellas Artes de Pushkin, exponía por primera vez una de las colecciones más valiosas y grandes de un coleccionista privado ruso de pintura del siglo XX francesa: Sergei Shchukin.

Latinoamérica también ha destacado con algunas de las exposiciones más importantes del año. El MUAC de México ha expuesto la obra de Anish Kapoor. Arqueología: Biología es única y sin precedentes en Latinoamérica e incluso revolucionó la manera de exponer del propio museo, adaptando Apps para móviles que permitían ver la exposición en cualquier parte del mundo. Jumex destaca con la exposición sobre Walid Raad; la muestra es la primera que aborda el estudio de su obra, ha sido organizada en colaboración con el MoMA, donde también ha sido expuesta.

La obra de Tacita Dean ha protagonizado otra de las exposiciones más destacadas del año. Su obra ha sido expuesta en el Museo Tamayo recorriendo la nostalgia, lo fugaz y la fragilidad. Este museo también ha expuesto la obra de Noguchi a través de un montaje exterior en el que se presentaba la obra de uno de los escultores más importantes del siglo XX. Vanguardias Rusas, en el Museo de Bellas Artes de México es otra de las exposiciones destacadas del año, con obras de los grandes artistas vanguardistas que revolucionaron el arte en Europa.

Han sido muchas las exposiciones que han destacado en 2016, algunas os las hemos compartido aquí, pero, ¿Para vosotros cuáles han sido las más importantes?