Pablo Picasso y Alberto Giacometti son dos de los artistas más importantes del siglo XX. Su obra está colgada en los museos más importantes del mundo, pero pocos saben que entre ellos existió una relación de amistad, aunque ambos se caracterizan por diferentes rasgos de personalidad, su obra tiene puntos comunes, que ahora ven la luz en la exposición que el Museo Picasso de París, en colaboración con la Fundación Giacometti muestran. Esta es la primera vez que se relaciona a ambos artistas y se expone su obra de manera monográfica. La muestra cuenta con más de 200 obras de arte de estos dos maestros, con obras de distintos museos e instituciones internacionales, entre las que destacan documentos, bocetos y cuadernos que ponen de manifiesto la relación entre ambos artistas, hasta ahora desconocida, una relación de amistad y de interés mutuo por la obra del otro, a pesar del distanciamiento generacional. Es cierto que cada artista poseía diferentes rasgos artísticos y personales, la libertad de Picasso y la invención de Giacometti, por ejemplo, pero ambos compartían la fascinación por la relación entre Eros y Tánatos y los desplazamientos de los límites de la representación. En el año 1930 tiene lugar el primer encuentro entre ambos que se extendió a diversos diálogos tras la 2ª Guerra Mundial. Ambos artistas nunca dejaron de intercambiar impresiones sobre sus creaciones o sobre la idea argumentada del regreso al realismo. Una relación en la que se trataban temas sobre teoría del arte, la realidad, la idea de pintor-escultor o las soluciones formales a los distintos problemas artísticos.

El montaje de la exposición es cronológico y temático, desde la pintura a la escultura pasando pro el dibujo, desde la época de juventud de ambos hasta sus creaciones modernistas, completando la muestra con la correspondencia entre ambos y la comparación entre sus obras, la influencia que ambos dejaron para las generaciones venideras y la influencia que recibieron del arte oriental y africano o el movimiento surrealista y la devolución de realismo en un momento posterior.

(Picasso-Giacometti, Museo Picasso de París. Desde el 4 de octubre hasta el 5 de febrero de 2017)