La Maison Européeane de la Photographie de Paris acogerá esta primavera tres exposiciones de autores imprescindibles para entender el mundo que nos rodea. Esta misma semana se inaugura L´Opera du Monde 1970-2016, de la fotógrafa Christine Spengler (Alsacia, 1945). Una mujer que no pasa desapercibida: Moonface le llamaban en Vietnam. Siempre maquillada y algo estridente, Spengler es un referente para el fotoperiodismo: Líbano, Camboya, Nicaragua o el Chad son algunos de los países por los que ha pasado para fotografíar la guerra. Desde los años setenta y con una cámara Nikon en sus manos, retrató el horror de la guerra, sus víctimas, el dolor, el conflicto. Más de 60 imágenes que la Maison de la Photograhie expone junto a otras series opuestas, llenas de color, de expresión, muchas de ellas inspiradas en España, especialmente en Madrid, ciudad en la que desde pequeña pasó temporadas.

(Christine Spengler. L´Opera du Monde 1970-2016. Maison de la Photographie. Paris. Desde el 6 de abril hasta el 5 de junio de 2016)

Patrick Zachmann pertenece al club de los grandes fotógrafos. Miembro de la agencia Magnum este francés, nacido en 1955, ha utilizado la fotografía y el cine como forma de expresión. Sus imágenes se sumergen en la identidad de colectivos, de paisajes, de conflictos. La Maison de la Photographie expone un centenar de fotografías en blanco y negro dedicadas a China, país por el que ha viajado durante 30 años y en el que ha sido testigo de los cambios vertiginosos que ha experimentado. Testigo de la matanza de la plaza de Tiananmén, de la transformación de Shangai y Hong Kong, Zachmann plasma las contradicciones de un país en constante evolución: pobreza rural, inmigración hacia la ciudad, masificación, progreso en la ciudad… La exposición So long, China abarca desde 1982 hasta 2015.

(Patrick Zachmann. So long, China, 1982-2015. Maison de la Photographie. Paris. Desde el 6 de abril hasta el 5 de junio de 2016) 

Las fotografías de Tadzio son el resultado de un mundo que no existe. Colores oscuros, el negro como luz, como diferenciador de las líneas geométricas. Se trata de 16 de imágenes creadas a partir de elementos arquitectónicos, que para Tadzio son símbolo de opresión en el mundo urbano que reduce al individuo sin piedad. La condición humana, la temporalidad, la existencia en un tiempo concreto son algunos de los temas que aborda.

(Tadzio. Lumière Noir. Maison de la Photographie, Paris. Desde el 6 de abril hasta el 5 de junio de 2016)