La obra de Edgar Degas está llena de bailarinas de ballet, paisajes bucólicos, personajes del Paris díscolo de finales de 1870. El Impresionismo pictórico revolucionó el Arte de la mano de Degas, Pisarro o Renoir entre otros. Pero todos los genios van un paso más allá: el MOMA de Nueva York muestra la cara más desconocida de Degas en A Strange New Beauty, una nueva belleza extraña, exposición en la que se podrán ver más de 120 monotipos del pintor francés.

Edgar Degas.

Edgar Degas.

Esta técnica, que desarrolló gracias a Ludovic-Napoleón Lepic,  le permitió experimentar y obtener una copia de cada una de sus obras.  El monotipo de Degas está lleno de marcas, limpiezas, sus propias huellas dactilares, raspados que demuestran el ahínco con el que el pintor quería experimentar esta nueva técnica mucho más expresiva y sensorial. En esta muestra se exponen también un conjunto de 50 pinturas, dibujos y bocetos que capturan la vida urbana de París y la creatividad .

(A Strange New Beauty, MOMA, Nueva York. Desde el 26 de marzo hasta el 24 de julio de 2016)