La Maison Européenne de la Photografie de Paris organiza cada año un mes dedicado a la fotografía. Este año, a diferencia de ediciones anteriores, le mois de la photografie cambia nombre y fechas. Celebrado en noviembre, este año pasará a la primavera de 2017 y cambia su nombre por Le mois de la photo du Gran Paris. Este evento lleva celebrándose desde 1980, año en el que Henry Chapier y Jean Luc Monterosso decidieron darle un espacio relevante a la fotografía.

Por ahora, la programación de la Maison contínua y lo hace de la mano de la obra de Bettina Rheims (sólo hasta el 23 de marzo de 2016) y de Tony Hage. A partir del mes de abril, la Maison inaugura una doble exposición. El 6 de abril la fotografía de Alain Pras será la protagonista en la muestra L´âge de fer, en la que el artista vuelve a mostrar sus grandes obsesiones: las fábricas, puertos algunos desiertos, ejemplos de la industria del pasado siglo y símbolos de una efímera riqueza de progreso y tecnología que también ha destruído paisajes.

Al mismo tiempo, las imágenes de Jean François-Joly resultan más actuales que nunca. En la exposición Terre d´exil, el fotógrafo francés retrata a la comunidad gitana de Rumania, Kosovo, Francia y Macedonia. Una comunidad nómada muchas veces por obligación, estigmatizada y marginada. Este fotógrafo ha sido premiado con el Prix Alpa en 2000.

(Alain Pras, L´âge de fer/ Jean François-Joly, Terre d´exil. Maison de la photographie, Paris. Ambas desde el 6 de abril hasta el 5 de junio de 2016.)