Los Praemium Imperiale surgen en Japón para premiar aquellas categorías que los europeos premios Nobel habitualmente dejan de lado como la interpretación, la música, las artes plásticas y la arquitectura. Un honor, subvencionado por la Japan Art Association, que se concede a personajes del mundo cultural y artístico con una trayectoria sólida y reconocida. En esta ocasión los ganadores han sido el videoartista Bill Viola y el escultor Anish Kapoor. Ambos recibirán en Tokio un premio valorado en 150.000 euros aproximadamente. Otros galardonados han sido Seiji Ozawa, en la modalidad de director de orquesta, Judie Dench, en la de interpretación y Ricardo Legorreta, en la de arquitectura.