En 1917, la Primera Guerra Mundial se cierne sobre Francia donde algunas de las más importantes batallas de la historia estaban sucediendo, al tiempo que los artistas creaban un recorrido visual por un momento histórico fundamental para la historia. El Centro Pompidou de Metz inaugura el próximo 27 de mayo una extensa muestra donde explora la Gran Guerra a través de la topografía del arte y la cultura surgidas del conflicto bélico. Importantes obras de la historia del arte estarán dentro de la exposición como reflejo de la importancia de la guerra en la historia de la cultura y el imaginario colectivo. Dividida en dos grandes bloques de investigación nos encontramos con cerca de 800 artistas que conforman un gran mapa del año 1917, que por un lado pone de relieve casos particulares y por otro, se centra en la naturaleza de la destrucción y la reconstrucción en tiempos de guerra, con especial énfasis en los autorretratos de artistas como Marc Chagall, Claude Monet y Hans Richter. Documentación histórica y artefactos de guerra son fundamentales también en esta muestra histórica que intenta trasladarnos a un momento importante de la historia de Francia y del mundo, cuando las noticias no llegaban inmediatamente y la gestación de una cronología conllevaba diferentes puntos de vista: planos, cartas u obras de arte.