En el mundo del arte no solo hay exposiciones y premios. Buen ejemplo es el comunicado emitido por el Dutch Museum de Amsterdam que acusa a milicias ucranianas de haber robado y posteriormente vendido, algunas de sus obras valoradas en 1,3 millones de dólares.

Según el Westifries Museum, situado en la ciudad de Hoorn, se habría producido la venta de 24 piezas de arte que en 2005 habían sido robadas de la exposición “Vistas de Holanda del Norte”. La acusación recae sobre las milicias nacionalistas de Ucrania, pertenecientes al partido de extrema derecha Svodoba, que se habrían hecho con obras, firmadas por Jan van Goyen o Hendrik Bogaer.

Al menos dos miembros de la organización, con conexiones con el servicio secreto ucranio, habrían contactado con la embajada de los Países Bajos en Kiev y habrían mantenido una reunión en la que habrían mostrado fotografías que confirman el robo de dichas obras de arte y pedirían 55 millones de dólares como rescate. En palabras del director del museo, Ad Geerdink, los miembros de Svodoba ya habrían vendido varias de las obras ya que sólo exigen el rescate por doce obras. La noche del robo, el sistema de seguridad fue desconectado y el robo de las pinturas fue violento.