Desde 1993 se viene celebrando en el Museo Municipal de Lalín en Pontebreda, la Bienal de arte Pintor Laxeiro. Desde su nacimiento, la Bienal ha supuesto un certamen de renombre en el ámbito gallego, y ahora celebra al treceava edición, cubriendo desde los noventa el panorama artístico de la región hasta nuestros días. En esta nueva edición se pasan a reformular muchas de las cuestiones vividas anteriormente; desde la decisión de poner en manos de un comisario la edición, reafirmar el compromiso con el arte gallego estableciendo un punto de ruptura con lo anterior o la proyección de la Bienal a nivel internacional.

Originalmente la Bienal se enmarcaba dentro del reflejo del arte en lo social, lo político y lo artístico, y por ello se ha renovado el formato, en el que todo gira al rededor de un tema central que articule al estructura de esta edición y en al que, ahora, hay cabida para la poesía, el cine o la acción. La máxima, ¿existe realmente un hilo unificador entre el presente, el pasado y el futuro? Por ello se articularan exposiciones como la del fotógrafo Emilo Araúxo, muestra central de a Bienal. Dicha exposición se centra en las relaciones entre el fotógrafo y antropólogo y las personas que a lo largo de su vida han mantenido conversaciones con él, gente ya fallecida o de edad avanzada. Más allá de la exposición central, se desarrollarán otras líneas que contarán con programas específicos en el campo del pensamiento y el debate, tres mesas redondas que debatirán sobre la cuestión central de esta edición.