Hace tiempo que en ciudades de todo el mundo los espacios expositivos, galerías privadas y centros públicos (pero sobre todo galerías comerciales) deciden inaugurar la temporada de una forma conjunta. Un fin de semana, unos días que el arte toma las ciudades con horarios más amplios y con ánimos renovados. Madrid hace ya unos años que celebra Apertura como el pistoletazo de salida de una nueva temporada. En estos tiempos de crisis que vive la cultura, y especialmente el arte contemporáneo, en España, esta puesta en común significa una unidad que pocas veces más en el año se va a repetir. Desde el 11 al 13 de septiembre la mayoría de las galerías de la ciudad inauguran su primera exposición de la temporada de una forma simultánea, en esta iniciativa son apoyadas por grandes instituciones como el Museo Reina Sofía, Museo Thyssen, Fundación Mapfre, Fundación Telefónica o CentroCentro, entre otras, queriendo demostrar que la energía creativa y cultural del sector está basada en gran medida en la iniciativa privada. Son las galerías el vivero donde los museos solían pescar. Son las galerías las encargadas de investigar, de renovar, de encontrar nuevos artistas y de mostrar lo nuevo de los artistas de siempre. Por desgracia la situación económica no está siendo fácil para un sector que depende en gran medida de las instituciones, cuyos presupuestos se han visto recortados a mínimos, y cuya supervivencia depende ahora de una sociedad civil que ignora el coleccionismo y vive de espaldas al arte más actual. Por eso eventos como Apertura son esenciales para recordar que las galerías existen, que ofrecen arte actual de muy diversas tendencias, de forma gratuita; que, aunque no se compre, el galerista y los artistas agradecen las visitas de un público que es para ellos como la respuesta a sus esfuerzos. Y ese es el objetivo de Apertura: acercar el arte contemporáneo al gran público, fomentar el coleccionismo y convertir nuestra ciudad en foco de atracción de los mercados internacionales del arte. La programación del festival es totalmente gratuita e incluye recorridos guiados, actos sociales, brunchs, encuentros entre coleccionistas y artistas, performances… Una fiesta gratuita y para todos los gustos, ya que la oferta de las galerías es casi infinita; desde Tom Wesselmann en Pilar Sierra, Pilar Albarracín en Javier López, o Abigail Lazkoz en Bacelos, hasta Ana Gallardo en Oliva Arauna y Miquel Navarro en Fernández Brasso. Por citar sólo algunos nombres. En otras ciudades de España a lo largo del mes de septiembre se repetirán eventos similares de los que hablaremos en su momento.